Impresión 3D: El flujo de trabajo digital

flujo-de-trabajo-digital

La fabricación aditiva consiste en materializar modelos digitales, es decir archivos de computadora que representan modelos tridimensionales. Ahora bien, esta transición no es tan sencilla como suena. Existen diversos pasos a seguir para obtener exitosamente un modelo impreso en 3D.

Luego de tener una idea de lo que se desea materializar, lo primero que necesito es transformar esa idea en un modelo digital tridimensional. Existen diferentes formas de obtener estos modelos digitales o “archivos 3D”: generarlos usando un programa de diseño asistido por computadora (CAD); descargarlos de repositorios digitales disponibles en la web; o digitalizar objetos reales usando un escáner 3D, en caso que mi idea sea replicar (y quizás modificar) un producto existente. En el caso de biomodelos, (modelos para representar estructuras anatómicas) se pueden generar archivos 3D a partir de fotografías (fotogrametría) o imágenes DICOM (Digital Imaging and Communication in Medicine) obtenidas mediante sistemas de diagnóstico por imágenes como la tomografía computada, la ecografía, o PET (tomografía por emisión de positrones), entre otras.

Una vez obtenido el modelo digital, se deberá traducir a un formato particular llamado STL y luego verificar que el archivo se encuentre en condiciones correctas para su fabricación.

Este formato traduce los modelos matemáticos provenientes de cualquier sistema CAD en una malla de polígonos que encierran un volumen. El archivo STL es el que se procesa en el software que divide este archivo en capas (Slicer) y, en base a ciertos parámetros particulares, genera las instrucciones necesarias para que el equipo de impresión 3D pueda construir la pieza final, capa sobre capa. Las “instrucciones” que genera este software se conocen como G-code. Luego de la impresión, en la mayoría de los casos será necesario un post-proceso, como la remoción de estructuras de soporte, lijado y/o pintado de la pieza.

Laboratorio de Materialización, INTI Diseño Industrial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *