Investigadores argentinos desarrollan cabezal de impresora 3D con jeringa dual para bioimpresión

foto 1

Reproducimos la nota que Sergio Katz, coordinador de infraestructura IT y soporte en el LIFIA dio a 3Ders.org. Decidimos compartirla porque representa una primera experiencia de este tipo en el país y en este sentido consideramos que es interesante. Agradecemos a Katz el habernos brindado este documento en castellano.

LIFIA, un centro de investigación de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), en Argentina, ha creado un cabezal de impresora 3D que puede controlar dos jeringas de forma simultánea, lo que permite a los médicos imprimir biopolímeros con formas geométricas específicas y combinarlos para crear nuevas formas.

Desarrollado en colaboración con el Dr. Guillermo R. Castro del CONICET y el Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales (CINDEFI), el proyecto es el primero de su tipo y ha ganado un concurso organizado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Argentina (MinCyT), de la que recibió asistencia financiera para ser desarrollado.

foto 2

Según Sergio Katz, coordinador de infraestructura IT y soporte en el LIFIA y uno de los principales investigadores en este estudio, la idea era diseñar un sistema capaz de controlar con precisión la deposición de biopolímeros. Los parches 3D bioimpresos pueden ser adaptados a órganos específicos y ser utilizados en terapias locales para los pacientes, adaptando de esta manera la administración del fármaco en términos de cantidades de dosis, tipo de droga, y la ubicación dirigida.

“[Los polímeros] se combinan para crear nuevas matrices hidrocoloides según el tipo de drogas que se administran al paciente, y las terapias apropiadas sugeridas por los médicos”, dijo Katz a 3Ders.org. Añadió que su prototipo de cabezal de impresión 3D es una “tecnología médica multipropósito” con aplicaciones en bioprinting, nanotecnología y la biotecnología.foto 3 foto 4 foto 6

 

Basó su diseño a partir de una impresora 3D tipo RepRap y modificó el cabezal para que pudiera controlar jeringas duales. “Cada extrusora tiene un motor, un soporte fijo y un soporte móvil,” nos dijo. “Cuando el motor gira, el carro se mueve hacia arriba o abajo y controla el émbolo de la jeringa. Al final de cada jeringa hay un tubo de silicona que lleva líquido al cabezal, que está en el eje X”. Dijo Katz a 3Ders.org que el beneficio de trabajar con bioimpresión 3D para el estudio y la combinación de polímeros es que es más rápido, reproducible y personalizado.

En su caso de estudio, los investigadores experimentaron con alginato líquido y calcio. Al hacer contacto sobre la superficie, el alginato y el calcio se solidifican en un gel, que se puede depositar capa por capa. El sistema también puede imprimir biopolímeros que pueden ser gelificados con soluciones inotrópicas.

foto 7 foto 8

Como una herramienta accesible para bioprinting, su impresora 3D con cabezal de doble jeringa contribuye a “la innovación en el campo de los materiales no convencionales como polímeros naturales y sintéticos, y sus posibles combinaciones con materiales biológicos, materiales celulares y sistemas híbridos.”

Desde que ganó la financiación a través de MINCYT, Katz y su equipo planean continuar la investigación y mejorar las características que tienen que ver con la temperatura, la esterilización y la precisión antes de pasar del prototipo al equipamiento comercial. El proyecto ya ha recibido el interés y el apoyo del Gobierno argentino.

Katz se unió LIFIA durante su año inaugural como asistente de investigación, donde obtuvo una beca de entrenamiento en el Centro de Investigaciones Científicas (CIC). Después de trabajar como ayudante de cátedra en programación y taller de arquitectura de computadores, se especializó en hardware, se reincorporó LIFIA en 2007 como Coordinador de infraestructura IT y Soporte, y en 2013 participó en la primera Conferencia Nacional de la impresión en 3D en la Argentina. Fundada en 1988, LIFIA ha incursionado recientemente en el desarrollo de la tecnología de impresión 3D con el fin de avanzar en su experiencia e innovación en el campo de la informática y la tecnología avanzada.

 

Contacto: sergio.katz@lifia.info.unlp.edu.ar

 

Un pensamiento en “Investigadores argentinos desarrollan cabezal de impresora 3D con jeringa dual para bioimpresión

  1. Segun los investigadores argentinos, este cabezal es polivalente, debido a que permite trabajar en aplicaciones de bioimpresion, pero tambien de nanotecnologia y biotecnologia. Se trata de un metodo innovador en cuanto al uso de materiales no convencionales como polimeros naturales y sinteticos, y sus posibles combinaciones con materiales biologicos, materiales celulares y sistemas hibridos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *