II Jornada Nacional de Impresión 3D

Se realizó la II Jornada Nacional de Impresión 3D  en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo en CABA. Fue organizado por el Ministerio de Industria a través del INTI, el Ministerio de Ciencia Tecnología e Innovación Productiva, y el Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social.

El encuentro contó con la participación de funcionarios, empresarios, diseñadores e investigadores que buscaron avanzar en la discusión sobre el estado de situación y los retos y desafíos que plantea la irrupción de esta tecnología. Asimismo se compartieron las acciones que, de manera articulada, llevan a cabo diversos organismos de Estado para fortalecer el sector de la Impresión 3D en el país.

En esta Jornada, como en la realizada en el 2013, se desarrollaron dos espacios: uno para que 9 emprendedores exhibieran equipos; y otro  para las disertaciones de los especialistas. La apertura estuvo a cargo de autoridades del INTI, la UMET y el Mincyt quienes expusieron frente a más de 250 personas los logros y  nuevos objetivos para el Estado en referencia a este tema.

Los múltiples enfoques en las disertaciones evidenciaron que la i3D  no sólo se reduce a las impresoras. Involucra a todo un ecosistema en el que entran en juego diferentes elementos, desde los materiales hasta los sistemas hardware y software utilizados para lograr la pieza.

“La utilización de estas tecnologías acota tiempos, pero fundamentalmente aumenta el grado de maduración de los productos al momento de introducirlos en el mercado, reduciendo elevados costos posteriores y haciendo más competitivos nuestros  productos en mercados nacionales cada vez más exigentes”, comentó Rodrigo Ramírez Coordinador del Área de Transferencia de INTI-Diseño Industrial.

Asimismo los diversos abordajes en las exposiciones permitieron entender que las tecnologías de impresión 3D son transversales. Su uso puede  aplicarse en diversos campos y disciplinas, modificando tiempos y costos con impacto directo en la calidad de vida de las personas. En este sentido se presentaron casos sobre aplicaciones en salud, educación e industria.

Si bien la revolución tecnológica y la decisión política de apuntar al crecimiento de la industria, generaron las condiciones necesarias para que la i3D logre mayor injerencia en el sector y en la agenda pública nacional, debemos ser conscientes de ciertos límites y asumir los desafíos que este nuevo paradigma nos propone con responsabilidad y profesionalismo, concluye Raquel Ariza, Directora de INTI-Diseño Industrial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *