La tercera revolución industrial.

La primera comenzó en Gran Bretaña en el siglo XVIII con la mecanización de la industria textil. En las décadas siguientes el uso de máquinas para hacer las cosas, sustituyendo la elaboración a mano , se extendió por todo el mundo. La segunda revolución industrial comenzó en América en el siglo XX  con la línea de montaje, lo que marcó el comienzo de la era de la producción masiva. A medida que la industria manufacturera se vuelve digital, un tercer gran cambio está cobrando impulso. Esto permitirá que sea económicamente viable producir cantidades mucho más pequeñas, con mayor flexibilidad y con menor mano de obra. Todo esto está siendo posible  gracias a nuevos materiales y  procesos, como la impresión en 3D, los robots fáciles de utilizar y nuevos servicios de fabricación disponibles en línea .
Tomado de Treehugger
Ver articulo original en inglés en The economist

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *